Antes de enviar su equipo le recomendamos verificar si su problema se encuentra en este listado y comprobar sus posibles soluciones

PM2S con Servicio Oficial Fujifilm

GUÍA DE ERRORES

  1. LA CÁMARA NO ENCIENDE
    1. Comprueba que la batería está colocada correctamente, algunos modelos podrían aceptar que colocáramos la batería en una posición incorrecta, para verificarlo encontraremos una marca en la batería (generalmente de color naranja) que deberá coincidir con la pestaña de anclaje de la misma
    1. Comprueba que el cargador está funcionando correctamente, en todos los casos el cargador dispone de un indicador luminoso que nos ayudará a saberlo, para saber el comportamiento del indicador luminoso de tu cargador te aconsejamos revisar las primeras páginas del manual de usuario, puedes acceder a todos los manuales en el siguiente enlace: Manuales

    *Ejemplo del cuadro indicador del comportamiento del cargador de la batería NP-W126 (común para la mayoría de cámaras de objetivo intercambiable de serie X)

    1

    Si el cargador no funciona correctamente asegúrese de que los contactos están limpios, si hubiera suciedad podrían no hacer una buena conexión con la batería y por lo tanto no cargarla.

    1. Si es posible compruebe la cámara con otra batería para descartar que la suya se haya averiado
    2. Si su cámara tiene objetivos intercambiables pruebe a encenderla sin el objetivo, ya que este podría estar provocando la avería.
  2. EL FLASH DE LA CÁMARA NO FUNCIONA
    1. La mayoría de las cámaras disponen de un modo llamado “modo silencio” o modo “sonido y flash off”, este modo está pensado para desactivar todos los sonidos y luces que pueda emitir la cámara con el fin de no molestar en lugares específicos como museos, etc… Puede desactivar este modo desde el menú principal de la cámara (en algunos modelos basta con sostener el botón “disp” durante unos segundos para activar y desactivar este modo), en cualquier caso le recomendamos consultar el manual de la cámara: Manuales
    2. Hay algunos modos de disparo en los que el flash puede no ser operativo, por ejemplo en el modo ráfaga, ante la duda de que el flash pueda estar averiado, le recomendamos reiniciar el menú de la cámara con el fin de volver a poner la configuración incial, para ello vaya al menú principal y busque la opción “reiniciar”

    2

  3. LA BATERÍA DURA MUY POCO
    1. La duración de la batería es algo muy relativo, ya que en ella pueden influir multitud de factores: El tiempo que mantenemos la pantalla encendida (ya sea haciendo como comprobando las fotos), las veces que se utiliza el flash, el tipo de enfoque seleccionado, las veces que enfocamos, el tipo de exposición que hacemos, la temperatura ambiente, etc… por ello es muy difícil poder definir la duración que debe tener la batería de la cámara. Al final de todos los manuales de usuario encontraremos una referencia que se puede utilizar como valor aproximado para saber si nuestra batería está durando el tiempo adecuado, esta referencia se toma en función de un método considerado estandard y que pueden consultar aquí

    3

  4. LA CÁMARA SE QUEDA BLOQUEADA

    Si la cámara se queda bloqueada y tienes que quitar la batería para poder apagarla, es posible que se deba a que la tarjeta de memoria que estas utilizando no sea adecuada para el tipo de uso que le estás dando a la cámara.

    Para comprobarlo fíjate si el bloqueo ocurre mientras haces fotografías o durante el tiempo de grabación de las mismas.

    Cuando hacemos fotos de forma individual y pausadamente, prácticamente cualquier tarjeta nos sirve, sin embargo al hacer fotos en ráfaga, al grabar fotos en formato RAW o al gravar vídeo HD o 4K, necesitamos que la tarjeta tenga la capacidad de escribir los datos a la velocidad que le pide la cámara, de lo contrario ocurrirá un bloqueo.

    Por ejemplo, si grabamos una foto en RAW + JPG, estamos grabando dos archivo que en conjunto en algunas cámaras podrá ocupar hasta 60 Mb, si grabamos más de uno por segundo (por ejemplo 5 x segundo serían 300Mb en un segundo) necesitamos que la tarjeta sea capaz de soportar esa velocidad de transferencia.

    Para un uso menos exigente con tarjeta de 95Mb/s suele ser suficiente, sin embargo para sacar el máximo partido a las prestaciones de la cámara es necesario poner una tarjeta de 300Mb/s o superior.

    Ejemplo de una tarjeta recomendada:

  5. PROBLEMAS DE CONFIGURACIÓN

    En ocasiones nos encontramos con problemas varios que no sabemos resolver en los menús de configuración de la cámara, por ejemplo líneas en color gris que no permiten ser cambiadas, configuraciones incompatibles entre si, etc…

    Si nos vemos con un problema similar y no hay forma de dar con la solución, una opción recomendada sería reiniciar la cámara a su configuración original (la que tenía el día que la compramos). De este modo cualquier configuración que no tengamos controlada volverá a su posición de origen.

    Hay que tener en cuenta que después de esto tendremos que volver a configurar la cámara con las opciones de uso habituales.

    Para reiniciar la cámara solamente debemos ir al menú de configuración general (suele tener el icono de una llave inglesa) y posteriormente buscar el sub-menú “configuración de usuario”, aquí dentro deberá estar la opción “reiniciar”, la cual dispone de dos partes:

    1. Menú de disparo: Básicamente todos los menús que no son el de la “llave inglesa”
    2. Menú de configuración: El menú de configuración general representado por la “llave inglesa”

    Es cuestión de primero reiniciar uno y luego el otro, después la cámara nos volverá a pedir el idioma como la primera vez y podremos comprobar si el problema ha desaparecido.

    Hay que tener en cuenta que este reinicio no afecta a las configuraciones externas mediante palancas o diales, (modos de enfoque, dial de ISO, dial de modos de disparo, fotómetro…) estos habrá que revisarlos uno por uno físicamente.